img

foto2

Innovación y emprendimiento: jóvenes de Uruguay debatieron en el I Encuentro de Líderes Nacionales

  • Al evento organizado por la Dirección de Desarrollo Institucional de CAF, asistieron una veintena de jóvenes uruguayos para conversar sobre los principales retos políticos, económicos, sociales y culturales que enfrenta el país.

(21 de abril de 2016) – El pasado jueves se realizó el I Encuentro de Líderes Nacionales en Uruguay, organizado por CAF –banco de desarrollo de América Latina- con el objetivo de abrir el debate y conectar las diversas visiones de los múltiples sectores que trabajan en pro del desarrollo uruguayo. Los 20 líderes que acudieron a la cita, presentaron sus ideas y propuestas en torno a dos temas centrales: el emprendimiento y la innovación, y coincidieron en incluirlos en la agenda de desafíos actuales que debe enfrentar el Uruguay.

Durante la sesión de apertura, la Directora Representante de CAF en Uruguay, Gladis Genua, resaltó la importancia de la actividad, afirmando que “este encuentro forma parte de las actividades que realiza CAF de manera complementaria al financiamiento de proyectos y que contribuyen a generar conocimiento, apoyar a los países a definir políticas públicas que impulsan el crecimiento y la inclusión social  y que nos permiten llevar con propiedad el ‘apellido’ de banco de desarrollo”.

Christian Asinelli, Director de Desarrollo Institucional de CAF, destacó que estas reuniones están orientadas a la generación de espacios de diálogo, de “amistad cívica” y de conocimiento entre líderes de distintos sectores, grupos políticos y organizaciones de la sociedad uruguaya. “CAF es un banco de desarrollo que no impone recetas, sino que busca colaborar con el desarrollo de los países de la región generando espacios, diálogos y vínculos. Eso es lo que queremos fomentar con estos encuentros”, sostuvo.

Al encuentro asistió -en calidad de orador central- Nicolás Jodal, reconocido empresario y emprendedor uruguayo, cofundador y CEO de la empresa Genexus. “No pretendo estar en lo correcto con lo que digo, lo que quiero es dejarlos pensando”, precisó antes de iniciar su intervención. Al compartir su experiencia, Jodal reflexionó sobre el origen de las ideas innovadoras, destacando la relevancia del manejo de la big data, la producción de ideas y la adaptación, trasformación e identificación de nuevos problemas; todos aspectos intangibles que implican como desafío principal el asumir riesgos. A su vez el empresario estimuló a los presentes a implementar ideas que no parecen del todo buenas. “¿Por qué no?” es la pregunta central que deben hacerse los emprendedores, aseguró.

El Director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto de Uruguay, Álvaro García, sostuvo que para avanzar en estos temas el país debe erradicar “esa costumbre tan uruguaya del siempre se hizo así”, que termina justificando la inacción y frenando el desarrollo. “Hoy en día hay que apuntar a ser más productivo, mejor y distinto”, afirmó.

A lo largo del día los distintos participantes aportaron sus ideas y perspectivas de futuro y coincidieron en que Uruguay es un país ideal para funcionar como banco de prueba de innovación social. Para ello, indicaron, es necesario mejorar la educación, fomentar la creatividad desde la niñez, promover y brindar posibilidades a los emprendedores y, sobre todo, abandonar la cultura del “no se puede”. La principal conclusión luego del evento, apuntó a la necesidad de romper con la concepción que se tiene a nivel regional de que los emprendedores son personas irresponsables por asumir mayores riesgos.

Para los líderes uruguayos, el emprendimiento no es solamente relevante en el ámbito empresarial, sino que tiene la capacidad de transformar la realidad desde áreas como la cultura, la educación y el medioambiente, entre otras, por lo cual es necesario impulsarlo tomando en cuenta una visión integral. Coincidieron además en señalar que esta vertiente tiene una gran capacidad de resiliencia en América Latina, principalmente debido a la flexibilidad que han desarrollado sus habitantes para adaptarse a los frecuentes cambios que se producen en la región.

foto1

foto3

foto4